Sailing Travel Adventure in the Sea of Cortez (Mexico)

Once we completed the Baja peninsula, we had to find a way to cross the Sea of Cortez to mainland Mexico. We were lucky enough to meet Russell, who kindly took us on board his 45 feet long catamaran! It took 3 days to do the crossing and we enjoyed the peace and the solitude the sea provides. These are some of the things we got up to during our sailing travel adventure.

 

Putting the bikes into the boat.

It looks easy, but it´s not. We had to do several trips on Russell´s dinghy to bring all our gear into the boat.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Russell with the bikes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Getting to the boat

IMG_4969

Amanda and Russell with all the bags

Get the sail ready!

This is really easy. Nowadays, everything on the boats is automatized. You only have to push a button and the sail is ready. Then you have to move it and/or put it tight. Russell used to do this, that´s probably why it seems so easy!

IMG_4982

IMG_4975

Pretend to be a boat captain

Once you set the bearing, the boat goes on auto-pilot. In the meantime, you can pretend to control the boat.

IMG_5046

The “boat captain”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

In charge

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Russell and myself “supervising”

Fishing time!

With so much time to spare, fishing is a great way be entertained. We only had 2 hand lines with one hook each. The first one got broken with the first fish we caught. Who knows what it was… But we were ready the second time… and we cought a tuna!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pulling the line

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fresh tuna!

Cleaning and cooking

This part is not fun at all, but it needs to be done. Someone has to get the hands dirty… myself! But it was worth it. What a nice dinner!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Where do we start?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fighting with the tuna

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

What a fight!

IMG_4986

 

Enjoy the sunsets

Only water and the sky surrounds you. You feel you are alone in this world. Every day was better than the previous one. Just incredible.

IMG_5059

I love this picture…

IMG_5015

With her flag…

IMG_5032

Nice colours

IMG_5067

Solitude in the open sea

Simply relax and enjoy sailing

Sometimes life is just for lucky people.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contemplating the horizon

IMG_5035

Lost in her world

Kayaking Expedition to Espiritu Santo Island (Mexico)

We spent one week exploring the beautiful Island of Espíritu Santo by kayak in the Sea of Cortez, about 20 km from La Paz, Baja California. We thought one week would be enough but in the end it was too short.

Paddling from La Paz added a few hours to the trip but saved us the cost of transport of the kayak to the end of the peninsula. A local tour company, Sea and Adventures offered us a great deal for outfitting our kayaking trip. Thanks!

May is the off season for kayaking which allowed us to have the island to ourselves. The wind was not strong but the mosquitos were in full force.



You can paddle around the island in 3-4 days, but give yourself a week and you will enjoy it much more.

Overnight trips from October to May. Kayak rentals to experienced paddlers all year round.

Shuttle service is also provided if needed. You can check their rates here.

Go around May, when the crowds are gone and it’s still not too hot to enjoy the paddling


The Sea of Cortez is one of the bodies of water with the most variety of wildlife, 31 different species of marine mammals make this sea their home. We spent the week paddling amongst pods of dolphins, sea turtles, jumping manta rays and sea lions. Camping in the islands many bays where the clear, warm turquoise water meets secluded fine white sand beaches.

What We Liked The Most

  • Camping in caves
  • Swimming in pristine clear waters
  • Wildlife: dolphins, turtles, mobula rays, sea lions…

What We Didn’t Like That Much

  • Mosquitos at night
  • Heat during the day

 

Watch The Video Of The Kayaking Expedition To Espiritu Santo Island!

 

Photo Gallery

 
 

Final Thoughts

If you like enjoying the nature in solitude, exploring areas where there is no civilization and feeling conected to the surroundings, then Espiritu Santo Island is for you. We absolutely loved the week we spent there. It was one of the highlights of Baja California.

Pack your tent, bring plenty of food and water and get ready to enjoy one of the most beautiful and incredible places in the Sea of Cortez.

 

And you? What do you think about the Kayak Expeditions? Have You Ever Been To Espiritu Santo Island?  Share Your Experience Below.

Alone around Los Cabos

It’s been about 10 days around the very south of the peninsula on my own. I partied and scuba dived in Cabo San Lucas but I also had some time relaxing in the solitude of Cabo Pulmo. In just a few days I have experienced the differences of travelling by myself, made new friends, visited new places and learnt a few valuable lessons. I feel changed a lot as a person in such a short period of time. 

_________________________________________________________________________________________

Salgo de La Paz con mi mente puesta en las aventuras que están por llegar y con mi corazón aún anclado en lo que acaba de pasar. Es una realidad. El viaje ya no es cosa de dos. Amanda y yo hemos decidido tomar rumbos distintos. A partir de ahora no hay excusas ni ayudas. Lo que salga bien será por mi culpa y lo que no… también.

En pocas horas me doy cuenta de lo fuerte que estoy físicamente. En tan sólo 3 horas hago 80 kms. Aunque también percibo lo débil que me encuentro mentalmente. Un camión pasa rozándome, pierdo el equilibrio y doy con mis huesos en el asfalto. Me caen lágrimas de los ojos. La rodilla sangra y me duele, pero no sirve de nada quejarse. No hay nadie que me apoye o me consuele.

IMG_4724

Lands End – Cabo San Lucas

Es una de las grandes diferencias cuando viajas solo. Las sensaciones se magnifican enormemente. Cuando son buenas estás por las nubes y cuando son malas te pueden hacer caer muy bajo. Hasta pequeños percances como el de la caída pueden afectarte más de lo que imaginas.

Tras 2 días de viaje llego a Cabo San Lucas donde me hospeda Lisa. Lisa es miembro de la red social de viajeros en bicicleta “warmshowers” y lleva viviendo en Cabo 6 meses, donde trabaja como instructora de buceo. Desde el primer momento me hace sentir como en casa. Junto a sus amigos y vecinos disfruto de risas, buena conversación y mejor compañía. Pasamos los días buceando entre enormes grupos de pargos y barracudas, comiendo día y noche en “Crack-Taco” (si, le tienen que poner algo de droga a estos tacos porque no puedes parar de ir) y bebiendo “chelas” cada noche a la luz de la hoguera. En cuestión de días empiezo a disfrutar de las mieles de viajar en solitario. Te vuelves más observador, te abres más a la gente y te conviertes en una persona más accesible a la vez. A los mexicanos les encanta la “plática”y a los 2 días me conozco a medio pueblo. Soy Toni, el loco de la bicicleta. Me encanta…

IMG_4745

La vida alrededor de una hoguera

IMG_4744

El equipo español

La aventura me llama y, a pesar de estar muy cómodo con mis nuevos amigos, vuelvo a la carretera y pongo rumbo a Cabo Pulmo. Todo el mundo me advierte: “Por ahí no puedes pasar con la bici, Toni. Vas muy cargado y es todo pura arena floja y terracería. No hay casi nadie, sólo surferos acampando en la playa, y es difícil encontrar agua”. La situación pinta bien. Tengo buenas vibraciones y me muero de ganas de ir a por este reto.

Al llegar al punto donde mi mapa me indica que empieza el camino de tierra, veo que hay una pequeña carretera asfaltada que va paralela a la costa, pero con una cuesta de cuidado. Hay que elegir: arena o cuesta. Cualquiera que haya viajado en bicicleta conoce la respuesta: cualquier cosa menos arena. Tras unos 20 minutos llego a la cima y a un cartel que dice: “Prohibido el paso. Propiedad privada”. Yo pienso… después de haber subido el cuestión, ni hablar de darse la vuelta. Llego a un puesto de seguridad y, con la mejor de mis sonrisas, le pregunto a uno de los vigilantes si por favor me permiten pasar. “¡Por supuesto, amigo!”- me dicen. “¿Quieres agua? La tenemos bien fresca aquí”. Al rato de estar hablando me preguntan: “¿Has comido ya? Tenemos frijoles recién hechos”. Algo más tarde… “¿Quieres darte una ducha?”. Y por último… “¿A dónde vas ya con la hora que es? Quédate aquí con nosotros”.

IMG_4778

Puesto de Vigilancia donde pasé la noche

Esta es la hospitalidad mexicana. A los pocos minutos de conocernos parece que somos amigos de toda la vida. El mexicano es cercano, generoso y acogedor. Y para mí, entre la de frijoles que me metí entre pecho y espalda, y el estar limpito después de la ducha, fue fácil dejar converncerme. La noche la pasamos entre acordes de guitarra. Sin duda, la mejor compañera del viaje. Allá donde voy, en cuanto ven que la llevo, empiezan a organizar la fiesta. Por la mañana, cafelito y más frijoles. Buena preparación para el día duro que me esperaba.

IMG_4769

Gervasio, comprobando como se siente al pedalear cargado

IMG_4775

Ingeniería mexicana

El asfalto acaba aquí y ante mí tengo un camino de arena de 75 kms que bordea el mar de Cortés. El paisaje es precioso y las playas están desiertas. El lugar merece unos días de exploración pero el problema es el agua. Llevo 12 litros y con este calor no creo que me duren más de 2-3 días y no se si podré conseguir más por el camino.

IMG_4789

Pura arena floja

Los mexicanos tienen que tener raíces andaluzas porque son tela de exagerados. Eso sí, de la arena de aquí no exageraban. La bici se hunde a la mínima y paso muchas horas empujando la bici. Empiezo el día a las 8:30 y llego a la playa de Los Frailes a las 6:30 de la tarde, habiendo realizado tan sólo 35 kms. Estoy reventado pero el lugar merece la pena. Pongo la tienda y, con mis gafas de nadar en mano, me sumerjo en las aguas del mar para explorar la barrera de coral de Cabo Pulmo, situada a 10 metros de la orilla. El agua está calentita y no hay nadie. Tengo todo el arrecife para mí.

IMG_4796

Atardecer en la playa de Los Frailes

A la mañana siguiente, con más pena que gloria, decido continuar el camino. El lugar invita a quedarse pero voy con el agua justa para volver a la civilización y el día anterior tan sólo me pasaron 2 ó 3 coches en todo el día. Sigo enfrentándome a la arena aunque las playas me ayudan. Son cada vez más bonitas y su agua más turquesa. Cuando me canso de la bici, me doy un baño y sigo. Después de los 20 kms más duros de todo el viaje, por fin empieza el asfalto de nuevo. Hasta me agacho para darle un beso, pero está ardiendo el cabrón.

IMG_4800

Palapas en la playa Los Arbolitos

Llego al pueblo de la “Ribera” y en la primera tienda que veo entro en busca de una coca-cola gigante y de la bolsa de papas más grande que vendan. Cuando estoy disfrutando de mi festín bajo la sombra de una palapa, un viejo conduciendo una furgoneta con más años que yo para para charlar un rato. Tio Won es un estadounidense retirado, veterano de la guerra de Vietnam y que ahora reside en Baja California. Al enterarse de mi viaje me invita a pasar la noche en su casa y dormir en una cama.

Entre cervezas me cuenta sus experiencias de cuando fue enviado, sin posibilidad de elegir, a la guerra para luchar contra los vietnamitas, de sus viajes por América Latina y de los proyectos ecológicos que ha realizado y todavía realiza. Le miro y sus ojos brillan con cada palabra que pronuncia. Se siente realizado, no se arrepiente de lo que ha hecho y no cambiaría nada de lo vivido ni por toda la fortuna del mundo. Esos son los ojos que yo quiero tener cuando tenga sus 70 años y cientos de experiencias y vivencias a mis espaldas. No quiero soñar, yo quiero vivir. No quiero desear, yo quiero hacer. La sociedad está llena de personas con deseos frustrados, sin realizar… por culpa de un estilo de vida que les impide vivir como ellos desearían. Con un miedo al futuro que les impide vivir el presente. Un miedo a tomar riesgos que les relega y les hace prisioneros de un mundo ficticio, lleno de deseos pero muy lejano a la realidad. Yo no quiero ser uno de ellos. No quiero ser un soñador, quiero ser un realizador.

IMG_4815

En la casa de Tio Won

En algo más de una semana desde que salí, llego de regreso a la ciudad de La Paz. En muy pocos días he forjado nuevas amistades, visitado nuevos lugares y aprendido nuevas lecciones. Algunas más importantes de lo que creí en un principio. Me siento una persona diferente y seguramente marcará la forma en la que percibo esta aventura sobre dos ruedas en la que estoy envuelto. Habrá cambios, y los anunciaré en breve.

2

Posted:

Categories: Antonio´s Journal, Mexico

Travel Budget of Bicycle Touring in Baja California (Mexico)

This section covers the bicycle touring from Tijuana to our arrival in La Paz. It doesn’t include the 8-days loop I did on my own around Los Cabos as those costs are only for one person.

We loved cycling in Baja California, specially on the shores of the Sea of Cortez. The more we got out of highway 1 and hit the dirt roads, the more we enjoyed.  Laguna Ojo de Liebre, the city of La Paz and the beaches around Bahia Concepcion were our favourite spots. Cycling wise, the climb to the sierra in San Javier and the roads around Bahia Luis Gonzaga.

About the traffic… well, you certainly need a mirror in Mexico! Most of the roads has no shoulder and the traffic on highway 1 can be heavy. Lots of trucks! That’s why we recommend to hit the small roads as much as you can.

* Costs in american dollars (USD)

On the Bike

Total: 39 Days

Days cycling: 20 Days

Days resting: 19 Days

Total pedalled: 1372Kms (852mi)

Kms/day: 35 Kms (21.7mi)

Kms/days of cycling: 68 Kms (42.2mi)

_______________________________________________________________________________________________________

Total Travel Budget of Bicycle Touring in Baja California

Total Spent: 557.5 USD

Average spent per day: 14.29 USD

Average spent per person per day: 7.14 USD

We came to realize that our 25 USD per day budget is way more than what we need in Mexico. Camping is easy in Baja and the price of the food is considerably cheaper than in the U.S. Although we hit lots of taco stands, we cooked most of our meals.

________________________________________________________________________________________________________

Lodging

Total : 39 Days

Days paid to sleep: 12 Days

Days not paid to sleep 27 Days

Showers: 21 (Once every 1.7 days)

Hostel-hotel : 4 Days

Host – Friends: 5 Days

Camping: 30 Days

  • Paid: 8 Days
  • Unpaid: 22 Days

We slept in our tent most of the nights and most of the time without paying for it. Mexicans are nice and warm people and they never turned us down when we asked to pitch the tent at any place.

________________________________________________________________________________________________________

Invitations

Beers: Heaps. We missed the count!

Othes: 1 powerade, 1 pizza, 1 cake, lots of mexican meals and uncountable tequila shots!

IMG_4448

2

Posted:

Categories: Mexico, Travel Budget

Baja California Sur and the changes

Second half of the Baja Peninsula. After being without riding for 2 weeks (we got stuck at Laguna  Ojo de Liebre), we found it tough to pedal 70kms per day again. Luckily, we were back to the sea of Cortez and that means great camping spots on the beach and incredible sunrises.

After arriving to La Paz, Amanda and I decided to split up. She has other goals she wants to achieve and I will continue my bicycle journey around the world on my own. I would like to thank Amanda for all the great moments we spent together and wish her all the best in her future adventures!

_____________________________________________________________________________________

Dejar la Laguna Ojo de Liebre y a nuestros nuevos amigos fue difícil. Fueron casi 2 semanas al final, en la que disfrutamos de otro tipo de viaje. Los tequilas y las cervezas iban a pasar factura y el volver a la bici no nos atraía mucho. Estábamos muy fuera de forma después de holgazanear durante 14 días consecutivos.

 

Juvenal no nos deja marchar y nos invita a pasar la noche en su casa en el Ejido. “Os venís conmigo, cenamos con mi mujer y ya salís desde allí por la mañana”. Era la misma trampa que en la laguna. Lo sabíamos, pero nos dejamos engañar. Lo que iba a ser una noche fueron al final 3 días. Las bicis siguieron acumulando polvo mientras nosotros disfrutábamos de excursiones a la sierra y al desierto con Juvenal y sus amigos. Cenas de ostiones recién recolectados, quesadillas de flor de calabaza, burritos de verduras y papas… y por supuesto el tequila que parece estar omnipresente en este bendito país.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Siempre Tequila…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El vecino pescador

Con más pena que gloria volvemos al camino. Es una de las grandes lecciones que en un viaje largo no tienes más remedio que aprender. El saber cuándo cerrar un capítulo para abrir otro y dirigirte en busca de las nuevas aventuras que te esperan. Aún así, nadie llega a acostumbrarse a decir adiós. Y en México, parece aún más difícil.

IMG_4594

La Sierra de San Francisco

La carretera nos lleva a cruzar de nuevo hacia el mar de Cortés. Son días tranquilos, no hacemos muchos kilómetros y disfrutamos del paisaje y la tranquilidad del trayecto. Son las mejores acampadas desde que empezamos el viaje sin nunguna duda. La única pena es que es Semana Santa y algunas playas están hasta arriba de gente. Pero por la mañana, somos los únicos que madrugamos para disfrutar de uno de los amaneceres más impresionantes que haya contemplado nunca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Amanecer en la Playa del Coyote

IMG_4600

Acampada en San Ignacio

IMG_4654

Amanecer en Bahia Concepcion

Poco a poco llegamos al pueblo de Loreto donde tenemos que tomar una decisión. Hay dos opciones: seguir por la nacional 1 la cual tiene mucho tráfico, es bien fea pero es más corta, o subir pendientes por encima del 15% hasta la sierra de San Javier por caminos de tierras y con paisajes que nos aseguran ser espectaculares. No hay debate. Vamos por la de la sierra.

 

El primer día nos gusta. Subidas muy duras para todo el equipaje que vamos cargando pero las vistas compensan. Tras 40km y unas 5 horas de pedaleo llegamos al pueblo de San Javier y a su famosa Misión. Lo que no nos gustó tanto fue el segundo día para salir de la sierra. 65Kms de caminos de arena donde la bici se hunde y no se puede pedalear. Por lo que fue un día entero de empujar una bici que pesa 80kgs en un lugar infectado de víboras de cascabel venenosas.

IMG_4678

Contemplando lo que ya hemos subido

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cruzando uno de los muchos rios

IMG_4686

Saliendo de la Sierra

Y por fin llegamos a La Paz, ciudad que marca un antes y un después en el viaje. Aquí Amanda y yo hemos decidido tomar destinos diferentes. Antes de llegar a un punto que no queríamos que sucediese, creemos que va a ser lo mejor para los dos. Ella está deseosa de buscar otro tipo de aventuras y retos, y yo seguiré viviendo mi sueño de dar la vuelta al mundo en bicicleta en solitario.

En los próximos días seguiré pedaleando hasta los Cabos, el final de la península de la Baja California, para volver de nuevo a La Paz, donde tomaré un ferry hacia Mazatlán para continuar el viaje rumbo al sur.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde aquí, agradecer a Amanda todos los buenísimos momentos compartidos tanto en el viaje como antes de que éste comenzara, y sobre todo, la madurez y el diálogo que me ha demostrado al saber hacer tan bien las cosas en lás últimas semanas. Gracias por todo.

0

Posted:

Categories: Antonio´s Journal, Mexico

The Grey Whale Migration (Mexico)

Every year grey whales carry out the longest migration ever know in the animal world. From the cold waters of the Bering Strait, these cetaceans travel more than 11,000 kms (6,835 miles) to the warm waters of the Baja Penninsula in Mexico to give birth. There are 3 places where the whales concentrate, La Laguna Ojo de Liebre is the one that receives the greatest number, about 2,000 whales each year.

There are two ways to see these marine giants. First is by booking a tour in Guerrero Negro (the closest town to the laguna) or you can drive to the Laguna and book your tour there with the locals. We prefer the second option because you support the local business and community while saving a few bucks.

One of the peculiarities of the Grey Whales is they have the ability to feel affection. Therefore, it’s very common for the whales to come close to the boats looking to be touched.

 

The tours take between 1.5 and 2 hours.

The whale season goes from late December to early April.

Having your own wheels is the best way to get to the Laguna.

Go early in the morning, when the water is calmer and it´s more pleasant to see the whales.

 

What We Liked The Most

  • The whales! Interacting with these gentle giants is an incredible experience. They come so close that you can even touch them. If you are lucky they will turn their heads to look at you. Just amazing.
  • The lancheros (the people that drive the boats and give the tour). Great people, all of them.

What We Didn’t Like That Much

  • Nothing! It was hard to say goodbye.

 

Don’t Miss The Video Of Our Experience With The Grey Whales!

 

Photo Gallery

 

Final Thoughts

Interacting with Grey Whales in the way you can at Laguna Ojo de Liebre is a one in a lifetime experience. We even think it can be the main reason to visit the Baja Peninsula.

Although you can see Grey Whales at other places in Baja, the Laguna Ojo de Liebre is the cheapest of all of them and you will get the welcoming of the Mexican lancheros. No big tour operators here. Only local Mexicans from the Ejido Benito Juarez (a community cooperative), where the Laguna is located.

 

And You? Have you Ever Seen Grey Whales? Have You Been To The Laguna Ojo de Liebre? Share Your Experiences by Leaving a Comment Below.

La Laguna Ojo de Liebre

We came here for a week and we ended staying 10 days. It’s one of the advantages of travelling without an schedule. You’ve got enough time to enjoy the surprises of a trip. 

Time. It’s always forgotten. In order to travel the world you need more time than money. The money usually puts you further from a culture while the time brings you closer. How do you want to get to know somebody if you don’t even have time to have a coffee with him?

_________________________________________________________________________________________

El mapa mostraba un desvío de 24 kms de camino de tierra para llegar a la laguna. El lugar donde cada año, durante los meses de enero a marzo, la ballena gris se concentra para dar a luz a sus crías. También se podía contratar una excursión para que te llevaran, pero si te desplazabas con tus propias ruedas al lugar, saldría más barato. Por lo que la idea era sencilla. Vamos hasta allá, acampamos, vemos las ballenas a la mañana siguiente y seguimos nuestro camino al sur. Una semana después, seguimos en el mismo sitio.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEs una de las grandes ventajas de viajar sin itinerario fijo. Nada te espera y todo puede esperar a la vez. No hay prisa alguna y las sopresas se pueden disfrutar. Viajar a la velocidad de las mariposas te permite observar, oler, sentir y conocer mejor el camino. Posarte en la flor más bonita, en la que mejor sabor tenga o en la que mejor huela durante el tiempo que quieras. Puedes tomarte un café de 4 horas platicando con tus recién conocidos amigos o caminar una orilla sin destino más que el seguir disfrutando de una felicidad sin aparente motivo.

IMG_4462

¿A dónde vamos hoy?

 Acá los mexicanos te reciben cariñosamente. Ellos abren su corazón y rompen el mío. Al cabo de varias horas parece que nos conocemos desde hace años. Aquí, a las orillas de una laguna en medio del desierto, pangueros, cocineros y viajeros forman una familia difícil de abandonar. Hasta tres días distintos nos hemos llegado a despedir, con besos y abrazos, con todo recogido y las bicis cargadas, para volver a deshacer todo de nuevo a la mínima excusa para quedarnos un día más.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sin palabras…

IMG_4436

Muy especial

IMG_4564

Ya se vá para el fondo…

En pocos días nos consideran uno de los suyos. Comemos con los trabajadores y nos descubren los secretos de la laguna. Las invitaciones se repiten para llevarnos a ver ballenas, pelícanos, berrendos e incluso para ir a mariscar por cayos.

Muchos son los turistas que visitan la laguna. Lamentablemente, sólo tienen tiempo para sacar la foto perfecta de una gris. Incluso hasta el esfuerzo de aprender unos “buenos días” en español les parece inalcanzable. Tiempo. El gran olvidado. Para viajar por el mundo, uno necesita más tiempo que dinero, por mucho que otros insistan en lo contrario. El dinero normalmente te aleja de una cultura mientras que el tiempo te consigue acercar a ellas. ¿Cómo quieres conocer a alguien con el que no tienes tiempo ni para tomarte un café porque el autobús se va o porque mañana tenemos que estar en el siguiente lugar?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El equipo para mariscar cayos de hacha

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vamos Amanda!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Posando con el trofeo

En esta semana hicimos más amigos que kilómetros, cambiamos el agua por el tequila y el sonido de los camiones en la carretera por el de guitarras y palmas en noches de luna llena. Compartir un fuego se convirtió en costumbre habitual y las “tecates” y “coronas” nunca parecían escasear. El sol nos sorprendía una y otra vez inventándose colores nuevos cada vez que le daba por irse o volverse a asomar.

Y aquí seguimos. No sé cuando nos dejarán marchar. Aunque, ¿para qué preocuparse del futuro cuando el presente es tan enriquecedor? No me vale con soñar con lo que tuve o podría tener, cuando siendo esta inmensa felicidad que nunca antes experimenté.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con “El Chino” a la guitarra y voz, y “Pipo” en el acordeón

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Juvenal al ataque del tequila y la cerveza!

P1000022

Brígido al acordeón!

En una semana aprendí a recoger cayos de hacha, las variedades de tequila y a tocar acordes y compases mexicanos. Llegué a besar ballenas grises y, sobre todo, disfruté como un enano de la compañía de mis nuevos amigos mexicanos. Personas que siempre llevaré en mi corazón, a las que prometo nunca olvidar y a las que algún día espero volver a visitar. Gracias a todos por hacer mi paso por la laguna tan especial.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A la luz de las llamas

1

Posted:

Categories: Antonio´s Journal, Mexico

Welcome to Beautiful Mexico

We finally made it to Mexico. Everybody was warning us about how dangerous it was before we crossed the border. We didn´t know what to expect. Two weeks later we can say the only problem in Mexico is  they let us stay for only 6 months! We enjoy the crazy & cultural Tijuana and cycling the remote roads around Bahia Luis Gonzaga, in the sea of Cortez. 

____________________________________________________________________________________________

Las advertencias sobre la peligrosidad del país se multiplicaban a medida que recorríamos California. Todo el mundo parecía tener una opición negativa acerca del país vecino, el cual la mayoría ni lo conocía en primera persona. Y allí estábamos Amanda y yo. Ante la frontera, que según dicen las estadísticas, es la más transitada del mundo. Al otro lado del muro, el gran foco de todos los miedos y prejuicios en México: Tijuana.

P1000014

Todavía no habíamos visto por dónde había que pasar las bicis

Después de todo, ni el cruce es tan malo como lo pintan (en este sentido) ni Tijuana se merece la fama que tiene. De hecho, el cruce de frontera es uno de los más fáciles que he hecho nunca. Ni te sellan el pasaporte a no ser que vayas tú y lo pidas expresamente. Lo que sí nos costó un huevo y parte del otro fue pasar las bicis por las puertas giratorias. Menos mal que no vamos en un tándem, que si no todavía estamos allí. Tijiana, por el contrario, se ve que le quieren dar un buen lavado de cara. Por un lado tienes todo lo que decía aquella canción “Welcome to Tijuana: tequila, sexo y marihuana”. La ciudad no duerme y tienes todo al alcance de tu mano con tan sólo abrir la cartera. Pero al mismo tiempo, la ciudad tiene una oferta cultural, como el CECUT o los pasajes Rodríguez y Gómez, que ya quisieran tener otras ciudades del mundo.

 

Tras pasar unos días de exposiciones, bebiendo coronitas a 60 céntimos y comiendo tacos de puestos ambulantes, decidimos poner rumbo a la costa y empezar a descubrir la península de la Baja California. Con un tráfico de locos, conseguimos salir de Tijuana y llegar a la playa de la Misión. Ian es un londinense dueño de un hotel de la zona y deja que los ciclistas acampen gratis y usen las instalaciones del hotel. Esa misma noche coincidimos con Christian y Natalia, una pareja de argentinos que también viajan en bicicleta. Se ve que hay buena conexión, por lo que decidimos seguir viajendo juntos por unos días.

IMG_4243

A ver quién se atreve a salir…

En un grupo de 4 llegamos a Ensenada y ponemos rumbo a la Casa de Ciclistas. Éste es un hospedaje exclusivo para viajeros en bicicleta muy popular en toda Latinoamérica y en el que sólo se pide a cambio un pequeño donativo para cubrir los gastos de la casa. En este caso se sitúa al final de la ciudad y el tráfico a la hora que llegamos es bestial. A pesar de ser una calle con 3 carriles para cada sentido, está hasta las trancas. Autobuses y camiones se vociferan los unos a los otros en un lugar donde la bicicleta no tiene cabida alguna. Al rato de estar metidos en la pelea, nos damos cuenta que los coches ya no nos pasan tan cerca. Resulta que un hombre ha decidido ponerse detrás nuestra, con los cuatro intermitentes encendidos, conduciendo a nuestra velocidad para cubrirnos del tráfico. Ni que decir tiene que los demás coches lo pusieron fino. No paraban de pitarle para que se apartara pero él aguantó el tipo. Nos acompañó los 8 kms hasta nuestro destino y nos deseó buen viaje.

IMG_4257

De camino a la Bufadora

IMG_4227

Llegando a la Playa de la Misión

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Guitarreando con Christian

Estando en Ensenada no podíamos irnos sin visitar la famosa Bufadora, de la que dicen es uno de los géiseres submarinos más grandes del mundo. Antes que pagar una excursión para que nos llevase, fuimos en las bicis. Una de las grandes ventajas de viajar de esta forma es la libertad de movimiento que tienes en cualquier momento. Al final, la Bufadora estuvo curiosa. Llena de tiendas y turistas, eso sí. Lo que me encantó fue el camino hasta ella. Unas vistas preciosas sobre el océano pacífico donde divisamos, por primera vez en el viaje, un grupo de ballenas.

 

IMG_4301Después de pasar unos días con la buena compañía de nuestros amigos argentinos, llegaba el momento de volver a la carretera. El objetivo era cruzar la península de oeste a este, para llegar a la costa del mar de Cortés. Una zona desértica de playas remotas que los viajeros normalmente no la visitan por su difícil acceso. Las carreteras están en bastante mal estado y el viaje lleva mucho tiempo. Curiosamente, tiempo es algo que a nosotros nos sobra por lo que decidimos enbarcarnos en una aventura soñando con acampar en playas de arena fina y mar turquesa sin turista alguno que nos moleste.

 

IMG_4308

Naturaleza pura

Tres días de subidas y bajadas es lo que nos lleva cubrir los 250 kms hasta la localidad de San Felipe, pero por el camino pudimos descubrir y disfrutar de la hospitalidad y cariño del pueblo mexicano. El primer día fue de subida continua. En un descanso, un coche paró a nuestro lado y nos dio una botella de powerade. Sin mediar conversación alguna. A veces donde está una sonrisa, sobran las palabras. Para seguir con la ronda de acontecimientos esa noche llegamos al pueblo de Ojos Negros. Preguntamos a la policía si podemos acampar el el parque y nos dicen que no. “En el parque no. Entrad para dentro que tenemos un cuarto donde pueden montar la tienda para pasar la noche”. Para más inri, mientras estamos cocinando la cena, llega un bombero y nos dice que podemos dormir con ellos, que tienen camas para nosotros. Tampoco es plan de que os peleeis por nosotros, hombre. Hoy nos quedamos aquí con la policía y mañana vamos a los bomberos. Pero al día siguiente, el pueblo al que llegamos no tenía bomberos por lo que tuvimos que repetir con la policía.

IMG_4287

Espacios abiertos sin final

Como nos sentíamos en deuda, al llegar a San Felipe fuimos del tirón a buscar a los bomberos. El último tramo antes de llegar a la ciudad tampoco estuvo libre de anécdota. Era un día largo, de unos 130 kms, y en la última parte el viento cambió de dirección y soplaba fuerte de cara. Nos quedaban 2 horas hasta que se fuera el sol, 50 kms por recorrer y con este viento no pasábamos de 12 km/h. La situación no era la mejor. En el medio del desierto y sin suficiente agua para pasar la noche en él. Lo único bueno es que estamos en México. El primer coche que pasó nos llevó a nosotros y a las bicis de camino a San Felipe.

IMG_4324

Con los bomberos en San Felipe

IMG_4291

En el edificio de la Policia en Ojos Negros

IMG_4323

Haciendo autoestop!

A partir de aquí el paisaje cambia radical y empezamos a pedalear por un paraíso al que todo ciclo-viajero sueña con llegar. Una carretera nueva, sin apenas tráfico, incluso con arcén (toda una novedad aquí en México) que bordea las costas que baña el mar de Cortés. Un lugar de belleza incomparable. El marrón anaranjado de las montañas se une con el turquesa del agua y el amarillo de la arena de playa, obligándome a parar cada 5 minutos para sacar una foto. Tras 2 días de camino llegamos a la Bahía de Luis Gonzaga, el sitio con el que soñábamos encontrar. Playa de arena fina, “palapas” donde poder acampar en la arena y la tranquilidad de no tener turistas alrededor. Todo para nosotros. Qué mejor lugar para descansar unos días.

IMG_4343

Pedaleando en el Paraíso

IMG_4342

Mar de Cortés

IMG_4337

Parando cada 5 minutos

Y ya ves si descansamos. El primer día porque quisimos y el segundo porque no hubo otra opción. Se levantó un vendaval que cualquiera iba a salir así con las bicis. Una tormenta de arena que hizo que casi no saliéramos de la tienda en todo el día. En una de estas fui al baño. Para que la puerta se mantenga cerrada y no se la lleve el viento le han puesto un pestillo por fuera. El pestillo que no es más que una puntilla doblada clavada en la madera. Lo que se le olvidó al que diseñó la caseta es que cuando uno va al baño también necesita un pestillo por dentro. Por lo que te ves ahí sentado agarrando la puerta con una mano para que no se abra. En una de estas el viento da un arreón tremendo y me quedo con el mango en la mano de cara al graderío. La puerta salió volando. Como todo en esta vida la situación podría haber sido incluso peor. Al salir de la caseta sin puerta me doy cuenta que el viento a tirado completamente la caseta de al lado. Menos mal que no lo hizo conmigo dentro.

IMG_4383

Tormenta de arena!

IMG_4387

Al carajo el baño…

Ya, por fin, dicen que mañana el viento parará un poco y soplará desde el norte. Lo que para nosotros que vamos para el sur nos viene de lujo. No hay nada como pedalear con el viento a favor. Lo único malo es que como te peas te lo comes tú entero, pero el resto son todo ventajas. Por lo demás seguiremos disfrutando del viaje por México, el país donde todos hablan como los del “Chavo del 8”. Nos encantan sus gentes, su comida y sus paisajes. Hasta entonces “Ándele güey. Que le vaya bien”.

IMG_4376

Nuestra Palapa en la bahia de Luis Gonzaga

0

Posted:

Categories: Antonio´s Journal, Mexico

Get In Touch



       
Wanna meet up? Interested in a partnership with us? Any question, recommendation or just want to say hello?





Follow Us!

hFacebook    google_plus_icon    Twitter

hola

hPinterest    Vimeo    RSS Feed

Cycling el Mundo